Tu naturaleza te demanda

Por la madrugada cuando tengas problemas para salir de la cama decite a vos mismo: Tengo que ir a trabajar de ser humano. De qué me quejo si voy a hacer lo que nací para hacer, aquello para lo cual estoy en este mundo. Acaso es ésto para lo que fui creado? Para estar escondido debajo de las sábanas y mantenerme calentito?

 

–Pero es más lindo acá…

Entonces naciste para sentirte bien? En vez de hacer cosas y tener experiencias? Por qué no vas a hacer lo que la naturaleza demanda?

–Pero alguna vez hay que dormir…

De acuerdo pero la naturaleza le fijó un límite, del mismo modo que hay un límite para cuánto podés comer y beber. Y vos estás pasado de esos límites. Pero no de tu cuota de trabaja. En eso estás corto. No te amás a vos mismo suficiente, sino amaerías tu naturaleza lo que demanda de vos. La gente que ama lo que hace se desgasta haciéndolo, al punto de olvidarse de bañarse y de comer.

– Marcus Aurelius