Categories
Ocio Vida

sobre redes móviles y potencial humano

Vale la pena reflexionar sobre algo aunque sea obvio. Es increíble la revolución en el potencial humano que son las redes sociales móviles.

A pesar de tener miles de las mejores mentes del mundo intentando buscar maneras de vender publicidad creo que eventualmente tendrá un impacto muy positivo en el bienestar global colectivo. Lo que me hizo pensar en eso fue caer en cuenta del enorme valor que tiene cuando una persona en la que confiamos nos recomienda hacer algo basado en su conocimiento de materia.

Aplica para casi cualquier cosa que valga la pena: usualmente estamos muy dispuestos a escuchar y seguir un consejo sobre cómo gestionar un préstamo, qué hacer cuando te peleás con alguien quien apreciás, la mejor manera de empezar a hacer ala delta o atar el nudo de una corbata.

Reticular-Activating-System1_03

Notablemente también cubre todo tipo de sugerencias relacionadas al consumo, i.e. los mejores lugares para encontrar una buena taza de café en Bogotá, un par de gemelos en el centro de Santiago de Chile o qué automóvil con buena seguridad conviene para una familia de cuatro.

Lo que ha cambiado es la escala y la frecuencia con la que podemos apoyarnos en otras personas. Hace tan poco como 20 años no había siquiera teléfonos confiables en todas las casas de una ciudad cosmopolita occidental como Buenos Aires. Tomábamos nuestro conocimento sobre el mundo de nuestra experiencia inmediata, medios y entretenimiento o quienes tuviéramos más a mano.

Contrastando eso está el dispositivo siempre conectado, con sitios de internet, aplicaciones y redes sociales donde podemos buscar, preguntar o incluso directamente hacer lo que necesitamos. A nivel macro eso implica que nos estamos ayudando entre nosotros a ser más sabios en el día a día, si estamos dispuestos a aprender y cambiar.

Naturalmente la inclusión social y acceso a las herramientas está muy lejos de ser globalmente uniforme, pero a medida que se achique la brecha digital irá permeando a los estratos más necesitados.

Ya estamos viendo fenómenos impresionantes como las billeteras móviles en África, la variedad de proyectos fondeados via Kickstarter o la conciencia que puede generar un simple tweet por parte de una persona respetada como Bill Gates.

Estams viviendo tiempos fascinantes. Las oportunidades no hay que esperarlas, ya llegaron. Es cuestión de decidirse a tomarlas.