Categories
Ocio Vida

qué más nos dejó Marley

Vi el documental Marley a raíz del tributo que Bruno Mars, Rihanna, Sting y sus hijos Damian y Ziggy le hicieron en los Grammys.

La película es muy buena, podrás ver muchos reviews de diversos niveles de aprobación en esta página. Es cierto que podría ser acusada de ser una hagiografía, pero vale la pena aunque más no sea por los clips de poderosos shows en vivo que muestran.

Lo que más me llamó la atención no es el nivel con que le perdonan sus múltiples fallas de carácter sino cómo consiguió llegar de la nada a ser un ícono con relevancia mundial al día de hoy, treinta años después de su muerte de cancer en 1981.

854822_10151286158570028_1830322133_o

– Disciplina: Fue un padre prolífico pero ausente para sus once hijos de siete mujeres, con anécdotas de competitividad furiosa y disciplina estricta. Esa misma disciplina la aplicaba en su casa comunitaria en Hope Road, Kingston. Fue comparada a un regimiento militar. Todas las mañanas iban a correr a la playa, escribía canciones inmediatamente luego de jugar un partido de fútbol para encenderse. Observaba esctricatamente la religión rastafari, incluyendo abstenerse del consumo de alcohol.

– Espiritualidad: Como parte de su fé creía que el dios Jah lo iba a proteger a medida que estuviera concentrado en su arte. Por eso siguió tocando incluso el mismo día que quisieron matarlo. Tenía un fervor religioso respecto a su música, lo tomaba como una revolución. Tenía que salvar al mundo. Después del atentado tomó cada día como si fuera el último. En mi opinión eso fue casi una bendición pues hizo que tuviera otro tipo de urgencia y consiguiera hacer mucho en los pocos años que pasaron desde ese evento hasta que finalmente murió de cancer.

– Perseverancia: Aunque empezó a tocar en 1962 no consiguió mantenerse financieramente a tal punto que se mudó a Estados Unidos donde se puso a trabajar en una fábrica. Sin embargo pasaba todos los momentos libres tocando la guitarra en su sótano. Años después con los Wailers ya formados y tocando en Europa y Estados Unidos consiguió seguir adelante a pesar de los impulsos militantes más extremos de Bunny Wailer y Peter Tosh. Volvió a formar otra alineación de The Wailers y siguió tocando, escribiendo y siendo una fuerza imparable hasta muy poco antes de morir. En 1984 lanzaron Legend, que ha vendido más de 25 millones de copias a nivel mundial.

La conclusión clara es que el talento, la pasión y el foco no son garantía de nada pero ayudan mucho. Quizás no sea siempre lo más popular para los que tenés alrededor, pero si te dedicás a tu arte las cosas buenas te van a llegar.

1 reply on “qué más nos dejó Marley”