Categories
Trabajo Vida

marinar ideas

Cuando estás en la secundaria te entrenan quizás sin diseño para una actividad crítica para el resto de tu vida: empezar los proyectos con tiempo.

Cuando te asignan algo en esas fases formativas siempre tenés al menos una semana o dos para compilar, procesar y presentar información. Algunos alumnos con buena predisposición e interés por tener buenas notas empiezan inmediatamente a trabajar.

Otros lo ven de otra manera, entendiendo que los plazos te dan tiempo de sobra esperan hasta último momento para desesperadamente armar algo mínimamente servible y presentarlo. Por más que éste un comportamiento natural te estás haciendo un gran daño.

why-study-abroad-600x200

* * *

El cerebro humano puede procesar una idea velozmente pero los grandes insights y conexiones entre datos se dan de manera paulatina. Por eso antes de tomar una decisión importante, presentar un proyecto abarcativo o resolver un problema complejo es bueno tomar un par de días, poner los datos en tu mente conciente y dejarlos marinar un poco.

Quizás no estés pensando activamente en el asunto pero tu subconciente está en overdrive buscando una solución. Cuando te sientes finalmente a ejecutar lo decidido será con un nivel avanzado de comprensión.

Por ese motivo siempre que tengas que emprender algo grande es mucho mejor empezar inmediatamente, aunque sea leyendo un poco o poniendo algunas ideas sobre papel. Luego tomate unos días para decidir, asentar todo sobre papel y terminar el proyecto.

Los resultados van a ser siempre superiores, aún sin haber cambiado significativamente la cantidad de horas que le dedicaste al asunto. Solamente las distribuís un poco más sensatamente.

1 reply on “marinar ideas”