Categories
Vida

incómodo

Cuando hablan de “zona de confort” me frunzo un poco. Nunca entendí bien a qué se refería estar cómodo. No sé si es un mérito o sólo una característica.

El punto es estar dispuesto a hacer algo que no necesariamente es conveniente. Algo que no elegís si te dan opción gratuitas.

Pero las opciones nunca son así, entonces nos estiramos. Hacemos cosas que no queremos hacer en ese mismo momento en función de un bien mayor, para nosotros mismos o para quienes nos rodean.

Hay dos tipos de personas: los que se estiran y los que no. A veces duele pero vivir sin elongar es una excelente manera de lesionarse.