Categories
Trabajo

no mandes tu CV

Estar desempelado es muy frustrante. Es una situación alienante – empezás a apreciar de una manera nociva que todos entorno tuyo tienen algo que vos no tenés y los hace feliz – un trabajo.

Dejando de lado cuestiones monetarias, ese estigma te fuerza a reconsiderar las funciones más básicas de tu persona, replantearte todo lo que decidiste hasta ese momento. Entonces empezás a deseperarte, querés solucionar esto ya mismo. Empezás a bombardear con mensajes del estilo “en la búsqueda de oportunidades”. Mandás CVs todo el día a todo el mundo. Perdés horas de tu vida y te ilusionás con que estás avanzando en algo. Incluso a listas de distribución de decenas de personas.

No lo hagas.

Mandar un curriculum vitae por email en seco no es buena idea, por más que te sientas que estás buscando trabajo. No estás buscando nada, estás espameando a alguien que probablemente no pueda hacer nada por vos. Ese documento de todos modos no te representa, sólo setea la base para una charla que eventualmente habilita un proceso de reclutamiento y eventualmente en una oferta laboral.

Lo que hay que hacer tiene mucho más que ver con actividades como construir una red de contactos (antes de buscar), ofrecer ayuda sin esperar algo inmediato a cambio, buscar maneras alternativas de ser productivo. Reuniones de índole más social con personas de tu industria, un blog personal con opiniones de temas afines, voluntariado o cursos relacionados tienen mucho más sentido.

Solamente te pido, por favor, que no te engañes a vos mismo. Si sabés que hay una oportunidad laboral en una empresa sugiero que veas la manera de conectar con alguien ahí dentro que te pueda recomendar. Aunque sea de RRHH.

Por supuesto que si te lo piden recién ahí mandá tu CV. En formato de un link a perfíl en LinkedIn, claro.

2 replies on “no mandes tu CV”