Categories
Trabajo

deambulando hacia ningún lugar en particular

Una de las personas más lúcidas que leí en mi vida, Seth Godin, no merece el mote de gurú de marketing. Es mucho más.

Su post de hoy es un excelente ejemplo de impacto, de minimalismo sosteniendo manteniendo grandes ideas. Amerita traducción inmediata y distribución.

[Seth]

Cinco comportamientos que muchas veces vienen pegados uno al otro y se conspiran para llevarte a la decepción:

Grandes sueños: El objetivo no es hacer trabajo consistente o significativo sino pegarla en grande, convertirse en estrella y tener la habilidad de cambiar el mundo. No sirve tener 1000 fanáticos reales, el soñador en grande quiere llenar estadios en cada pueblo.

Pobres hábitos de trabajo: Volando de proyecto a proyecto, esperando que la inspiración llegue sóla, dando vueltas, no aprendiendo ninguna lección, repitiendo los mismos pasos una y otra vez…

Buscar atajos: por qué molestarse con el camino largo si hay uno más corto y rápido? Sistemas para hacerse rico rápidamente, acceso privilegiado y la misión de conseguirlo ahora mismo.

Pensamiento de lotería: Es una variación de buscar atajos, pero involcra ser elegido. Una persona, una organización, un Mago de Oz que mágicamente hará que todo suceda.

Falta de conciencia de sí mismo: La falsa ilusión de que sos realmente de primer nivel, que todos esos críticos, todos esos que conseguiste interrumpir, están equivocados.

Sólo como ejercicio imaginemos alguien que practica el opuesto a los cinco comportamientos. Alguien enfocado en hacer el trabajo duro, su trabajo, mejorar consistentemente, lanzar proyecto tras proyecto y juntar pequeños triunfos, ganando un fan por vez. Todo con un ojo puesto en qué significa hacer las cosas bien.

Es difícil imaginar una mejor posibilidad para tener impacto.

[/Seth]

Recomiendo enfáticamente sigas su blog. Yo recibo todas las mañanas los posts en mi email y rara vez dejo de leerlo.