Categories
Tech

Blackberry v RIM

Cuando RIM cambió oficialmente el nombre de la corporación a Blackberry en julio de 2013 me pareció buena idea. La marca fuerte era la de la fruta, siempre fue confuso explicar que en realidad la compañía era Research in Motion.

Ahora? No estoy tan seguro. Si pudieran desprender una identificación de la otra quizás sería más fácil deshacerse de lo tóxico y mantener algunos activos.

Lo único que le queda de valor es una base de usuarios corporativos, patentes y BBM (demasiado tarde?). Acaban de remover su CEO, reemplazaron una compra por parte de Fairfax en $4.7B por una inyección de capital de $1B y siguen sin saber dónde ir.

El claro camino es que lo adquiera otro jugador con interés en sus mercados, pero quién sería ese jugador y cómo ejecutar esa venta. Sin liderazgo y una visión clara no es posible. Pero estamos hablando de una papa caliente, quien se embarque en ese proceso juega su carrera y reputación.

Ya nadie cuestiona si existe un lugar para Blackberry en un mercado polarizado, ahora el debate es sólo cómo hacerle el soft landing que su historia amerita, si encontramos lugar para el romanticismo en el mundo voraz de la tecnología.