Categories
Ocio

hay que leer de atrás para adelante

A todos nos torturaron en el colegio con literatura que nos parecía tediosa y forzada, pero en con el beneficio de la edad podemos notar que era sólo una cuestión de contexto. Causa gracia convertirnos en nuestros padres, pero hay que admitirlo: las profesoras tenían razón, eligieron bien.

Nos hacían leer los clásicos con buen atino: cualquier texto que haya sobrevivido el aluvión anual de libros nuevos tiene que tener algo para ofrecer. Quizás en cien años Harry Potter no se pueda seguir leyendo, pero cómo podemos cuestionar a J.D. Salinger, Orwell, Hemingway o hasta Tolkien si siguen vigentes a pesar del torrente de competencia?

Por eso creo que del mismo modo que el cine clásico es fantástico, tenemos que apreciar cualquier libro (o idea) que cincuenta, cien o 2000 años después sigue siendo vigente. Lo más aconsejable es empezar por ahí antes de seguir con lo más reciente. Es muy arriesgado subirse a la ola de la popularidad marketinera.

Por favor siempre leer con placer y alegría. No tiene nada de malo una novela chatarra en el contexto apropiado, sirve para limpiar el paladar antes de volver a lo realmente valioso.