Ser Warren Buffett

Warren Buffett no es sólo un inversor extraordinario, es un ser humano excepcional. Entendiendo el valor real de una moneda es frugal al nivel de no gastar más de US$ 3 en su desayuno (en función de cómo terminó la bolsa el día anterior ahora US$ 0.25).

En 2006 anunció que donaría la mayoría de su fortuna (en ese momento cerca de US$ 65 mil millones) a la Bill and Melinda Gates Foundation, quienes esta año publicaron una carta extraordinaria reconociendo el “retorno” (vida salvadas) de esa donación.

Recomiendo ver Becoming Warren Buffett, dónde no sólo habla de cómo llegó a ser quién es sino los valores y prioridades que lo llevaron a tener un tablero interno que denota cómo viene en la vida, independiente de lo que digan los demás.