Recursos y escasez

Hay un sólo recurso común a todos: las 24 horas del día. Beyoncé, el Papa Francisco, tu verdulero y vos tienen la misma cantidad de horas, minutos y segundos por día.

Tu atención tambíen es un bien escaso. Por contrario el dinero no lo es, es muy posible estirar ese recurso.

Comparativamente está claro qué vale más.