Hacelo muy bien

“Hacé lo que amas y no trabajarás un sólo día de tu vida” es tan trillado como cierto pero no siempre posible aplicarlo.

Una vuelta de tuerca interesante la da Seth Godin: hacé lo que hagas muy bien… o convertite en muy bueno haciendo lo que estés haciendo.

La clave es que al mercado, a tus consumidores y a tus pares les importan muy poco tus pasiones si el producto es malo.

One thought on “Hacelo muy bien”

  1. Agree. No obstante, usualmente ocurre que cuando estás un tiempo prolongado en cada tipo, se te ocurre que querés estar en el otro. Cuando estás en el Tipo II, decís: “cómo me gustaría tener algo planificado, que sepa que puedo entrar y salir del laburo a tal hora y puedo planificar mi gimnasio a las X horas y mi partido de basquet tal y tal día”. Y cuando ya te aburriste y necesitás un desafío o ves a alguien de tu edad en shorts a las 10am, decís: “sería bueno tener un laburo flexible, sin horario, donde no tenga que fichar y pueda ir al gimnasio cuando quiero”. Es que en el fondo, no es “cuando quiero” y sigue siendo “cuando puedo”. En fin, siempre el jardín del vecino es más verde.

Comments are closed.