Categories
Negocios

BuzzFeed y la destilación del periodismo

Mientras entidades centenarias como el New Yorker abre todo su archivo en un intento de atraer lectores antes de redefinir su modelo de paywall el trimestre que viene ayer se anunció que BuzzFeed, el sitio de las listas numeradas, recibió una ronda de financiamiento liderada por Andreessen Horowitz por US$ 50M que lo valúa en US$ 850M (más cobertura acá).

Lo promueven como un intento de moverse más allá del contenido viral, para dejar de depender en redes sociales para llevar tráfico a su sitio, producir contenido original más sustancioso y hasta producir películas bajo la bandera de BuzzFeed Motion Pictures, que es liderada por el genial pionero web Ze Frank.

Sin embargo lo leo mucho más como una manera de dejar de depender tanto del llamado native advertising, donde una marca le paga a un medio para producir periodismo dirigido a su audiencia, normalmente en un formato difícil de distinguir de una nota tradicional.

El siempre bien informado John Oliver  de Last Week Tonight lo cubrió hace poco en unos de sus monólogos, haciendo notar que meidos respetados también lo hacen:

Si caemos en cuenta que al igual que la mayoría de las cosas en la web casi nadie quiere pagar en efectivo por el periodismo que consume sólo podemos pensar que en 10 años tendremos un panorama muy diferente: sobrevivirán aquellos medios que consigan convencer a suficientes personas que vale la pena pagarlos (The Economist, Wall Street Journal) y los que puedan fusionar publicidad con periodismo, sin tener que darle muchas vueltas, de un modo que la gente quiera leer (Vogue, Rolling Stone).

Lo cierto es que muchos medios dejarán de tener un modelo de negocios  sustentable, desaparecerán y sólo quedarán lo mejor de lo mejor. Quizás sea mejor así, nadie quiere que haya una generación entera creciendo leyendo sólo listas: