capacidad vs conveniencia

brain

El cerebro humano está crónicamente sub-utilizado. Por eso siempre sorprenden la increíble reacción de personas sometidas a situaciones extremas: no tenemos dimensión de nuestros propios límites.

La pregunta, entonces, es si esos límites deben ser siempre buscados. Qué valor tiene llevarnos siempre a nuestros extremos personales?

Nadie es muy interesante que sólo lea libros de texto, sea intenso 24hs por día con el 100% de las personas, o quiera competir, ganar y destruir a quien se le cruce en su camino, aunque tenga 6 años y sea su hijo.

Es conveniente ser siempre intenso? Tiene valor el tiempo de ocio? Podemos relajarnos y leer una novela insignificante, mirar un partido de voley playero o charlar 30 minutos sobre absolutamente nada?

Qué aburrido sería si nada tuviese valor más allá de las apariencias.

Como dice Meg Jay en TED, todo ese tiempo supuestamente perdido antes de los 30 es inversión para nuestro futuro, fogeo que determina dónde pasaremos el resto de nuestras vidas.

Aprovechar, si. Obsesionarse, no.