Categories
Vida

nada es gratis

Tomamos muchas pequeñas decisiones diarias, desde elegir qué hacer antes de ir a dormir, a qué hora despertarnos, cómo usar el momento más lúcido del día (2-3 horas desde que nos levantamos) hasta cómo interactuar con los demás y usar nuestro tiempo.

Qué proyecto recibe nuestro entusiasmo y pasión es tan importante como qué relaciones protegemos, en cuáles invertimos y qué personas reciben nuestra atención.

Los resultados quizás no estén a la vista pero nuestro destino es una consecuencia de todos estos ínfimos pasos. “No hay almuerzos gratuitos,” nada pasa por casualidad.

Categories
Vida

tu vida, tus tiempos

dominos-1

Tu agenda la marcás vos, si dejás que te manejen los tiempos es porque querés.

La clave está en explícitamente entender cómo nos afectan los estímulos externos. No hace falta contestar cada requerimiento, responder el teléfono cada vez que suena y terminar haciendo cosas porque pensamos que los demás lo esperan de nosotros.

Tener tanto impulso por complacer es luchar contra molinos de viento. Si lo vamos a hacer que sea a conciencia, si así elegimos podemos enfocarnos en hacer trabajo valioso y respetar nuestro arte.

Traduzco cinco medidas identificadas por el siempre lúcido Seth Godin para hacer una purga de distracciones digitales:

  1. Apagar alertas de nuevos correos electrónicos y redes sociales en tu teléfono
  2. Nunca leer los comentarios, ni en tus propios posts ni en ajenos. Nunca mirar reviews ni darle lugar a trolls leyendo lo que escriben.
  3. Bajar el tono en todos los intercambios de emails
  4. Guardar el teléfono en la guantera
  5. Usar la hora más creativa del día creando, no respondiendo.

El último punto me parece el más valioso. Cuando tenemos la energía a tope tenemos que enfocarnos en hacer lo que realmente nos importa. Rara vez se trata de contestar, leer o siquiera prestarle atención a algo que le importaba a otra persona hace ocho o nueve horas.

Categories
Vida

la ausencia es la evidencia

Es importante saber entender cuándo no tiene más sentido estar envuelto en algo que dejó de valer la pena, sea un proyecto, una relación, un libro o un compromiso de cualquier tipo.

Cualquier analista financiero te dirá que no debés tirar dinero bueno trás dinero malo. La implicancia es que si el retorno es negativo eso no va a cambiar por más que sigas invirtiendo más y más plata.

Esto se puede extrapolar: tolerancia cero para cualquier cosa que no agregue valor positivo a tu vida.

Categories
Vida

las dos caras de la expectativa

Un viaje empieza cuando lo concebimos. Sacar los pasajes, elegir qué alquilar, dónde ir y con quién compartir copas son todas actividades placenteras incluso meses antes de concretarlas. Nadie duda que la expectativa positiva genera placer.

En Unbroken, un fantástico libro sobre supervivencia, Louie Zamperini cuenta cómo durante semanas a la deriva en altamar con sus dos compañeros se turnaban para describir comida. No sólo eso, sino que lo hacían con un altísimo nivel de detalle, incluyendo cómo sus madres los preparaban, deteniéndose en cada ingrediente y paso de la receta. Quizás es contraintuitivo pero sorprendentemente dice que eso no les hacía sentir más el hambre sino todo lo contrario: pensar en comida generaba saciedad.

Sospecho que lo inverso es cierto. Cuando la ansiedad nos lleva por el camino de imaginar las peores consecuencias de algo que todavía no pasó empezamos a padecer las pálidas en carne propia. Resulta doblmente nocivo cuando ni siquiera se concretan!

Vale la pena, entonces, sufrir gratuitamente por no poder manejar nuestras propias faltas, imaginarias o no?

Categories
Vida

nunca respondas cuento con cuento

Cuando hacés una pregunta en medio de una charla social es con el fin de conectar con alguien. Esa intención se pierde si ni podés esperar que termine de hablar para cambiar de tema y poner el foco sobre vos mismo.

Lo mejor es profundizar el tópico sin redireccionar la conversación y demostrar interés en lo que pueda pensar esa persona del tema en cuestión. Por algo hiciste la pregunta original.

Bajo ninguna circunstancia deberás responder con otro cuento, cambiando inmediatamente el foco de la conversación hacia vos. Sé que pensás que estás conectando si hablás de un tema relacionado de tu propia vida, pero es no genera empatía. Ahora magicamente estamos hablando de vos!

Hacer esto una vez puede ser irritante. A fin de cuentas sólo usaste la pregunta como un puntapie para hablar de vos mismo. Hacerlo repetidamente es garantía de alienar a los demás. 

Categories
Vida

ocho maneras de despertar

Hay miles de guías sobre cómo dormir mejor pero muy pocas además explican la mejor manera de amanecer. Resumo las que más aplicables me resultan:

1. Dormí bien.

Quizás muy obvio empezar por acá pero es imposible despertarse renovado si no dormiste bien. Algunas ideas:

  • Nada de café después de media-tarde (o antes!)
  • Demasiado alcohol te knoquea pero después causa que duermas mal, te despiertes durante la noche y no descanses
  • El dormitorio no debe tener temperatura demasiado alta, la caída templada de temperatura le da la pauta a tu cuerpo que es hora de dormir
  • No hacer ejercicio cerca de la hora de dormir, acelera tu metabolismo y genera adrenalina
  • Alejate de cualquier pantalla – TV, computadora, tableta, celular – la luz que irradian hace que tu cuerpo piense que es de día. Posible excepción: Kindles
  • No hace ninguna actividad en la cama más que dormir (hay una excepción clave, no hace falta que la aclare!)

2. Despertate siempre a la misma ahora, incluyendo los fines de semana.

Es recomendable despertarse a una hora establecida más allá de cómo dormiste o cuándo te acostaste. Nuestro ritmo circadiano – el proceso que regula tu ciclo de sueño – necesita consistencia para operar correctamente.

No todos necesitamos ocho horas – algunos necesitan más y otros pueden sobrevivir con menos. Si establecés un top determinado tu cuerpo te empieza a decir cuándo acostarte para llegar a ese nivel óptimo para vos. La rutina completa te ayudará a dormir lo necesario para reponer energía y te ayudará a despertarte refrescado.

Una buena manera de organizar las horas de sueño es un aplicativo como Sleepbot que te ayuda a trackear cuándo te acostás y despertás todos los días. Si querés además fijarte cuánto te movés o qué ruido hacés de noche podés prender esa funcionalidad, pero tenés que dormir con el teléfono al lado de la almohada y eso no ayuda a descansar (ni a evitar la radiación celular).

3. No toques el snooze.

Poné el despertador para cuándo te quieras levantar y respetalo. Darle al snooze una y otra vez sólo lleva a sueño fragmentado y desperarse más cansado.

Si no confiás que no te vas a quedar dormido simplemente ponelo en un lugar donde no llegues desde la cama.

Nunca negocies con vos mismo cuándo estés por levantarte. Definí que decidiste algo y lo vas a cumplir.

4. Tomá agua apenas te levantes.

Perdés muchos fluidos mientras dormís y respirás de noche. La desidratación te hace sentir pachorra y sueño. Rehidratarte contribuye a estar alerta. No hace falta tomar dos litros, medio vaso está bien para empezar.

5. Buscá la luz.

De la misma manera que queremos ver la menor cantidad de luz antes de dormir, al despertar queremos activar nuestro ritmo circadiano para que nos ponga alerta. Subí las cortinas apenas te levantes.

Si no tenés luz natural en tu cuarto prendé la luz eléctrica!

6. Practicá pranaiama (respiración profunda).

Estudios comprueban que este tipo de ejercicios de respiración contribuyen al vigor mental, físico y bienestar.

La forma más simple es Respiración de Tres Partes: inhalá profundo por la nariz, llenando la panza de aire, expandí como un globo y seguí abriendo las costillas como las branquias de un pez. Cuando estés completamente lleno de aire empezá a largarlo muy despacio por la nariz. Repetí seis a diez veces.

7. Hacé ejercicio por la mañana.

La mejor hora es apenas te levantás. Hace que tu cuerpo se acostumbre a acelerar por la mañana. Si podés mantenerlo como una rutina es increíble lo que le hace a tu energía y actitud general.

No hace falta que sea fuerte, de hecho yoga, tai chi u otra rutinas similares son efectivas para prepararte a enfrentar el día. Veinte minutos es óptimo pero cinco minutos intensos son suficentes, especialmente en un entorno luminoso y estimulante.

Personalmente hago quince minutos de elongación, yoga y calistenia mientras espero que se haga el café. Empecé hace dos años y rara vez me salteo siquiera un día.

8. Comé un desayuno alto en proteina.

La proteina por la mañana se convierte en dopamina que te energiza. Comé carne, pescado, mariscos, verduras altas en proteina, huevos, nueces, semillas. Salteá los carbohidratos (pan y cereales) y comida procesada con mucha azucar agregada que te hacen sentir pereza.

Por más light y sano que parezca, una tostada de pan negro con mendicrim light no es alimento. (De paso: el mate no hidrata, orinás más de lo que aporta y lava nutrientes. Hay que tomar agua para compensar.)

Bonus Track

Los mejores momentos para tomar café no son los que pensabas! Esperá un poco más y coordiná con tu ciclo circadiano para recibir el mejor impacto enérgico.

Afeitarse antes que empiece a circular la sangre ayuda a separar la barba de la piel y evitar pelos encarnados – apenas te despertás es el mejor momento.

Ni siquiera intentes hacer algo complejo o tomar decisiones sofisticadas recién levantado de la cama. Nuestro cerebro usualmente toma treinta minutos en activar del todo. Ésto incluye elegir qué ponerse!

Categories
Vida

sobre perspectiva y culturas

En su interesantísima y conmovedora TED Talk en el Met Andrew Solomon cuenta la siguiente anécdota de su tiempo en Rwanda.

Hablando con sanadores “alternativos” él les comentó sobre su experiencia con medicinas y curaciones en Senegal. Le respondieron que eso era África del Oeste, y mientras que ellos en África del Este hacian las cosas levemente diferentes, sí tenían puntos de toque.

Sin embargo venían teniendo muchos problemas con trabajadores sociales occidentales y su forma de lidiar con el impacto emocional del genocidio. Le dijeron:

“Es que venían y hacían la cosa más extraña. No sacaban a las personas al sol donde unos se empieza a sentir mejor. No incluían música o tambores para que les empiece a fluir la sangre. No involucraban a toda la comunidad. No externalizaban la depresión como un espíritu invasivo.

“Lo que ellos hacían en cambio era tomar las personas una por una, encerrarlas en un pequeño cuarto oscuro y los hacían hablar durante una hora de todas las cosas malas que les habían pasado. Les tuvimos que pedir a los trabajadores sociales que se vayan del país.”

* * *

Me resulta crítico extrapolar ésto a nuestras vidas diarias, donde gracias a las comunicaciones digitales constantemente interactuamos con personas que viven realidades opuestas a la nuestra. Sin empatía no hay sociedad posible.

Categories
Vida

presa y puntería

En español decimos que no hay que “cagar más alto que el culo.” En inglés es un poco más inocente: no hay que “morder más de lo que puedas masticar.” El concepto es universal: hay que adecuarse a las circunstancias.

Si sos moderamente linda, flaca y alta mejor no intentes ser top model sólo para ser la más fea de cada casting.

Cuando estás 20 kilos por encima de tu peso mejor no empezar por una dieta contando calorías sólo para dejarla a los dos días.

Con un problema legal algo complejo no busques al mejor abogado del país, seguramente le quedará chico el caso y su tiempo cotiza en euros.

Para qué volver loca a la chica más linda del yate en Punta del Este si sólo te va a torturar?

Más vale tomar el paso (difícil) de empezar por conocer la naturaleza de la bestia primero y ajustar la puntería acorde a eso.

Categories
Trabajo Vida

un hecho

En la era de los mil amigos digitales la confrontación no es algo común. Implica hacerse cargo del desacuerdo y estar dispuesto a decirlo.

Cómo vamos a estar todos siempre de acuerdo? Siempre disponibles para hacer lo que nos digan sin chistar? Fallar es parte del juego, la diferencia está en cómo lo llevás. Es más costoso ser honesto en este sentido y no asumir algo que no querés hacer.

Una anécdota que me encanta respecto a Hakeem Olajuwon, uno de los mejores jugadores de NBA de la historia, es que era ante todo un gran compañero de equipo y una persona honorable. No en el sentido de la caballerosidad medieval, sino en el sentido diario, cotidiano. Si él te decía que iba a hacer algo, lo hacía. Te pasaba a buscar a la hora que te había dicho que pasaba, sin falta.

Ser una persona consecuente en acto y palabra es algo muy poderoso. Convertirse en el tipo de persona en que todos saben que pueden apoyarse es una de las mejores medidas de marketing personal que puedas tomar.

Muy poco más fuerte que decir, y cumplir. “Dalo por hecho.”

Categories
Vida

XP

Pocas cosas se comunican con más convicción que aquellas antepuestas por la frase  “te lo digo por experiencia…”

Pero como muchas cosas de valor, la única manera de entenderlo es vivirlo. Por verbalizar no conseguís inculcar el propio valor del aprendizaje, por más enfático que seas.

Lo bueno es que todos estamos expuestos a esas oportunidades de crecer. Está en cada uno poder sacar algo de las pálidas, mientras estás ganando no tenés que cambiar nada.

Categories
Vida

no sabés lo que me pasó

No termino de entender cuando fuera del entorno íntimo alguien te habla sólo para que oigas.

Sé que suena extraño dicho así, me refiero a esas conversaciones que no lo son. Ella discursa como quien está siendo transmitido en cadena nacional y cierra la sesión.

No está interesada en saber qué le podrás contar. Prescinde de réplica, es irrelevante tu estado de ánimo, si se te acaba de morir el perro o ganaste la lotería.

Pero sí quiere que escuches y registres. Tiene un contenido que pretende descargar a tu disco rígido.

Eso implica que te da algún crédito, es importante para ella que vos sepas que ella sabe algo. No sería lógico entonces que también escuche?

Quizás es falta de tacto o empatía. Mala educación? Tenés idea? Te escucho.